La Noria

Anualmente en La Barceloneta  (Barcelona) se instala una feria de atracciones variadas con una pieza central que acaparará las miradas y alrededor de la cual se organizarán las demás actividades. Se trata de una Noria gigante de aproximadamente 70 mtrs de diámetro.

Año tras año, desde el 2013, he visto levantar este gigante blanco que después de un par o tres de días de montaje pasa a dominar el paisaje del Paseo Juan de Borbón durante las siguientes semanas. Este año tuve la oportunidad de fotografiar parte del proceso de montaje y comparto estas fotos, sobre todo con mis amigos ingenieros y constructores que sabrán ver en ellas la belleza que se esconde en el arte de construir.

Más allá de la belleza propia de las formas de la Noria, que se van perfilando pacientemente con el trabajo de los técnicos y obreros que participan, llama la atención la coreografía que tienen unos y otros a la hora de colocar piezas gigantescas colgadas en el aire, de martillar enormes pernos desde cestas elevadas por grúas hidráulicas, de halar cabos mientras se cabalga sobre estructuras que se desplazan hasta hacerlas coincidir con el diseño original y dar forma poco a poco al gigante blanco que de nuevo será la atracción mayor del barrio de la Barceloneta en este comienzo del otoño 2016.

Como siempre espero que las disfruten como disfruté yo haciendo las fotos.

Advertisements

Weekly photo challenge: Between

Misunderstanding security!
In Venezuela, my country, people knows that if they don’t protect themselves from criminal underworld, nobody is going to do for you, even less government. So we had built high walls, thick doors, electric fences and surveillance cameras trying to protect ourselves. We have not understood that the more closed is our environment is less defensible.

I think that the only way to protect ourselves is to share the public space between all in an open and plural way. This photo was taken from a private open space (a school) towards the street. I’m surprised the blurring of what is seen through it.
What do you think about that?

Urban photography

The door in Between

Urban Photography in Barcelona

Le Corbusier and Barcelona

This week was the opening in Barcelona of Moma’s exhibition about Le Corbusier. You can see it at Caixa Forum. I’m thinking of going this weekend.

Meanwhile I would like to share with you a few pictures of a model of Barcelona´s Plan Macià, designed by Gatcpac with Le Corbusier. This plan was intended to order the urban growth of the Catalan capital. It was presented at the V Congress of CIAM in Amsteran in July 1935. The model is displayed in the lobby of the Faculty of Architecture of the Polytechnic University of Catalonia and was produced for the exhibition of the centenary of the birth of Le Corbusier in 1987.Fotografía de Arquitectura Fotografía de Arquitectura Fotografía de Arquitectura Fotografía de Arquitectura Fotografía de Arquitectura

visit-my-journal

Weekly Photo Challenge: Juxtaposition

Georg Kolbe's Alba

Georg Kolbe’s Alba

The Mies van der Rohe Pavilion, Barcelone.

visit-my-journal

Julius Shulman

visual_acoustics_xlg

Hace unos 4 años se estrenó una película documental sobre Julius Shulman, quien fuera quizás el fotógrafo de arquitectura más famoso de las décadas de la posguerra y hasta el surgimiento de la posmodernidad y que estuvo activo hasta poco antes de su muerte, a los 99 años de edad.

092850_shulman_GEM_

Esa película, titulada “Acústica Visual” la proyectaron ayer en el Colegio de Arquitectos de Cataluña seguida de un pequeño foro con la presencia de dos destacados fotógrafos de arquitectura en España: Adrià Goula y Duccio Malagamba. El filme documenta la obra fotográfica de Shulman sobre la tesis de que mientras los arquitectos modernistas afincados en la costa oeste de los Estados Unidos y en particular en Los Ángeles, creaban su interpretación de la modernidad, a través de un lenguaje propio y un sistema constructivo característico, que representaba al sistema de vida optimista que se desarrollaba en esa parte del mundo en la posguerra, Shulman lo dio a conocer “creando” la imagen de aquel movimiento.

julius-shulman-chuey-house-1958 Richard Neutra's Kaufmann House. shulman_julius_14_2001

Los arquitectos viven y mueren en las imágenes que se toman de sus obras” se escucha decir en los primeros minutos del filme y ese es el espíritu que se mantiene a lo largo de todo su metraje. Shulman dedicó toda su vida a inmortalizar tanto a arquitectos como arquitecturas que hoy viven en nuestra memoria sin haberlas visitado jamás, porque hay que reconocer lo que sabiamente decía Adrià Goula en la pequeña mesa redonda final: “La gran mayoría de la arquitectura que conoce un arquitecto y con la que se ha educado, la ha conocido a través de la fotografía” y en ese sentido Shuman fue el maestro que nos enseño la obra de Richard Neutra, Pierre Koenig, John Lautner, Oscar Niemeyer, Ricardo Legorreta e incluso Frank Lloyd Wright. En todo caso, en una entrevista que le hacen al director del filme, Eric Bricker, este dice que Shulman le comentó alguna vez que él había vendido más casas que las que vendían los propios arquitectos.

V.C. Morris Gift Shop: After Julius Shulman architecture-by-julius-shulman6

Comparto lo que echaba en falta Malaganba en los comentarios finales. Para un fotógrafo, la película adolece de falta de análisis de las fotografías desde un punto de vista técnico y se centra más en la personalidad del fotógrafo, quien aparece como un anciano vital y enamorado de su trabajo y que aun teniendo que necesitar de un socio que, siguiendo sus instrucciones, moviera el equipo; lo colocara en el punto exacto para hacer la foto e incluso disparara el obturador por él, seguía a sus 90 y tantos años haciendo fotografías de calidad. Sin embargo, también creo que la crítica de Malagamba se diluye si el film se entiende, no como una película para aprender fotografía de arquitectura, sino como una mirada a la vida y obra de un fotógrafo que estaba en el lugar correcto en el momento oportuno en el que un grupo de arquitectos, que vivían un boom profesional único, pensaron que podrían sacarle partido a un fotógrafo joven e inexperto a buen precio, como explica el hijo de Richard Neutra.

julius-shulman-07

Shulman aprovechó la ola de optimismo que se vivía en Hollywood de posguerra y como le dice alguien al propio Shulman en una escena al final del filme, se hizo más famoso que Elvis. Sin embargo, siendo fiel a la arquitectura del movimiento moderno que compartió a través de sus fotos, se sintió que ya no tenía espacio con el surgimiento de la arquitectura posmoderna y prefirió retirarse, dejando en herencia a su socio en aquel momento 10.000 $ en efectivo y 60.000 $ en equipos. Un trato justo diría el socio en el film.