Mi felicidad….o me duele Venezuela.

Comparto un artículo de Claudio Nazoa. Este columnista que se describe a si mismo como Humorista, cocinero y escritor de publicaciones gastronómicas e infantiles en el perfil del diario el Nacional de Venezuela, hace una descripción de la Venezuela que viví de niño, de joven y de buena parte de mi vida adulta, hasta que un grupo de soldaditos radicales traicionaron su juramento a la Constitución dando un golpe de Estado que, a pesar de haber fracasado, ha llevado al país a una situación de miseria económica, política y social y de dependencia de un imperio colonial férreo con sede en la isla de Cuba, desde donde dirigen el destino de 30 millones de habitantes sin haber disparado un tiro.

El artículo de Nazoa fue escrito alrededor de los días de la suprema estupidez de crear un Ministerio de la Felicidad Suprema del Pueblo, pero es pertinente recordarlo en estos días anteriores a las elecciones municipales que tendrán lugar en Venezuela el domingo 8 de Diciembre y donde se juega mucho, mucho más que unos puestos municipales.

Mi felicidad

No se puede decretar ser feliz, pero sí podemos hacer infelices a otros con las consecuencias de nuestros actos.

Digamos que yo (Dios me salve) sea partidario de esta cosa infeliz que nos gobierna; por más fanático que fuera me sentiría igual de infeliz tratando de conseguir, infructuosamente, aun teniendo el dinero, las cosas mínimas que siempre hemos tenido ricos y pobres cuando mandaban adecos y copeyanos.

Yo nunca fui adeco ni copeyano, pero siempre en mi casa había papel tualé, harina PAN, pollo, etc. No me gustaban esos gobiernos por muchas razones, pero sin darme cuenta era feliz cada vez que iba al baño, le ponía azúcar al café, me comía una arepa o un pollo. Nunca hice colas humillantes para comprar nada, y, ojo, tampoco tuve dinero en exceso: vivía de mi sueldo de profesor.

Antes, si uno quería ir a Margarita o a Mérida, se acercaba a una agencia de viajes, y compraba su pasaje y… no me lo van a creer: ¡siempre había! Existían ferrys que flotaban; todos estudiábamos en las universidades, y, aun siendo comunistas, conseguíamos empleo con los adecos y los copeyanos.

Los artistas podíamos presentarnos en cualquier teatro y nadie nos censuraba. En la época de los adecos y los copeyanos se inauguraron maravillosas autopistas y los mejores hospitales que se han construido en Venezuela; se construyó el Teatro Teresa Carreño, el Poliedro…

En diciembre, Rafael Salazar, Pedro León Zapata, Cecilia Todd, Laureano Márquez, los Robertos (Montoya y Hernández), Aníbal Nazoa, Iván Pérez Rossi y este servidor, entre otros, éramos pregoneros de la Navidad de los gobiernos adecos y copeyanos. Momento que siempre aprovechábamos para criticarlos y caricaturizarlos. Los adecos y los copeyanos asistían a nuestros actos, nos aplaudían, y después, sin ponerse bravos o pasarnos facturas, amenazas y multas, nos pagaban y nos seguían contratando.

Muchos de los artistas izquierdistas, hoy convertidos en talibanes exclusionistas, reaccionarios y sapos, enviaron con los adecos y copeyanos a sus hijos para que estudiaran en otros países y nadie preguntaba qué tendencia política tenían.

En esa época de gobiernos adecos y copeyanos a nadie se le ocurrió inventar un Ministerio para la Felicidad.

Simplemente, éramos felices pero no lo sabíamos.

Fuente: El Nacional @ClaudioNazoa

Advertisements

4 thoughts on “Mi felicidad….o me duele Venezuela.

  1. Le quedó muy bien al Claudio, fue en los días de las críticas brutales contra una artista que apareció en una propaganda de navidad del régimen.

    Like

    • Confieso desconocer el momento exacto del artículo de Claudio Nazoa, pero me pareció pertinente compartirlo porque me identifiqué totalmente con su descripción de la felicidad perdida y con aquello de “No se puede decretar ser feliz, pero sí podemos hacer infelices a otros con las consecuencias de nuestros actos.”

      Like

Feedbacks and comments? Thanks in advance!

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s