El gigante Chucho y su bajista

Hay oportunidades inolvidables.

Hace unos días llegó a casa una invitación para participar en una serie de master classes impartidas por una nutrida representación de músicos de jazz que se estarán presentando en Barcelona a lo largo de un mes en el marco del Festival Internacional de jazz de Barcelona. Mi esposa me pasó el dato sabiendo mi afición al jazz y la oportunidad que ofrecía este escenario para un estudio fotográfico de músicos en acción. Ayer asistí a la primera del grupo de clases que seleccioné. Para comenzar escogí la sesión que impartió el gigante Chucho Valdés. Como les digo, hay oportunidades inolvidables.

Ya había escuchado a Chucho Valdés en directo en otras oportunidades, igual que a su padre, el gran Bebo, a quien incluso tuve la oportunidad de saludar hace unos 8 años en Sant Feliu de Gixols. Ahora, escucharlo contando sus historias, describiendo su método, describiendo a sus ídolos y hablando de Irakere y sus inicios, fue realmente un placer.

Sin embargo, lo mejor de la jornada para mi, estuvo marcado por la participación de un joven bajista, de la escuela del Conservatori del Liceu de Barcelona, que se prestó espontáneamente a acompañarle en una demostración, que alguien pidió a Chucho que hiciera, de las diferencias de estilo entre su padre y él. Chucho explicó que él había elaborado un sistema para interpretar con la mano izquierda el método de su padre y con la derecha, simultáneamente el suyo, pero que necesitaba un bajo que le acompañara. El chico en cuestión no lo dudó y aunque no tenía un contrabajo con él, se lanzó al escenario para no perder la oportunidad de tocar con aquel gigante. Al poco tiempo ya había un contrabajo en el escenario y Chucho pudo hacer su demostración.

Todo esto dio pie a que otros tres jóvenes subieran al escenario a cubrir la batería, los timbales y las congas. “Es una trampa” dijo Chucho, pero con muy buen humor interpretó Bésame mucho, un danzón y alguna otra pieza con su pequeño e improvisado grupo de jóvenes valientes que se atrevieron con el gigante.

Incluyo sus fotos, junto con las de Chucho,  por si alguien les conoce: tal vez le podrían hacer llegar este post y mis respetos. ¡Chapeau!

Por último les dejo el link de un vídeo con trozos que grabé de la presentación de ayer. Son algo más de 8 minutos. Espero les agrade.

http://www.youtube.com/watch?v=F1_q5twRscg&feature=youtube_gdata

Advertisements

5 thoughts on “El gigante Chucho y su bajista

  1. Pingback: Body and Soul de Christian McBride | Please…don't move!

    • Thanks for your comment. I know that writing in Spanish is a handicap when bloging (and for a lot of other things) but I feel diversity is good for the Web. Thanks you said you understand a bit. Anyway, photography is what matters in my blog, and is an universal lenguage.

      Like

  2. Pingback: OK para el OK World Ensemble | Please…don't move!

Feedbacks and comments? Thanks in advance!

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s