Caracas de aniversario

Santiago de León de Caracas, la bella ciudad al pie del Ávila, conocida por nuestro abuelos como la ciudad de los techos rojos fue fundada un día como hoy hace 446 años en el 1567.

Mi ciudad fue fundada bajo la protección del apóstol  Santiago durante el reinado en España de Felipe II, que en esos años se embarcaba en la guerra contra Flandes. En Inglaterra, por su parte, gobernaba Isabel I, “la Reina Virgen”, aunque en Escocia el rey era Jacobo Estuardo. En Francia gobernaba el rey Carlos IX, que fue víctima ese año de un intento de secuestro por parte de los Hugonotes al inicio de lo que se llamó luego la Guerra de las Religiones. Por cierto…el papa en esos tiempos era Pio V, que acababa de sustituir a Pio IV, un par de años antes.

En ese año de 1567 los judíos eran perseguidos en gran parte del mundo. Prueba de ello es que tanto en Brasil como en Génova, Italia, fueron expulsados del territorio ese mismo año.

Tanto Galileo Galilei como William Shakespiere eran unos críos de tan solo tres años de edad, y Carlo Monteverdi, el que se dice fue el creador del género de la Ópera, nació ese mismo año.

En los Estados Unidos la historia estaba mucho menos desarrollada en aquel año. Los españoles habían fundado algunos asentamientos coloniales

como Fort San Juan en Carolina del Norte y San Agustín en Florida. La ciudad de Nueva York, la Gran Manzana, no fue fundada sino hasta 1626, como Nueva Amsterdam.

Unos tiempos interesantes los que la vieron nacer y pronto ella comenzó también a dar sus aportaciones a la historia: En poco más de dos siglos engendró al Libertador de América.

Yo recuerdo, siendo un niño, las celebraciones por el “cuatricentenario” de 1967. Los cuatrocientos años de una ciudad que aún en esa época estaba mimada por sus habitantes. Poco a poco la hemos descuidado, dejándola a su suerte. Nos hemos encerrado tras muros con alambradas y cámaras de vigilancia que se han convertido en los únicos testigos de la violencia que abunda en sus calles. Esta actitud introvertida que ha apostado erróneamente por una seguridad encapsulada no hizo más que entregar las calles a los violentos que actúan a sus anchas ocultos por muros ciegos que hacen imposible que nosotros, los ciudadanos, cumplamos nuestro deber de “defender la calle” según el concepto que acuñó en los años 60 Oscar Newman en su libro Defensible Space.

Sin embargo, aún sufriendo el abandono; a pesar de estar golpeada e insultada por el vandalismo oficial y por el hampa común; incluso estando deteriorada a niveles inconcebibles, aún así sigue siendo mi ciudad. Espero verla libre de nuevo, tanto del yugo del hampa enquistada en sus calles, como del imperialismo caribeño que se aferró al regalo que recibió en la primera década del siglo XXI. Este sería el regalo que quisiera obsequiarle.

Advertisements

Feedbacks and comments? Thanks in advance!

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s